Diferentes formas de preparación para la improvisación. Relevamiento de datos acerca de los procesos de formación en la improvisación jazzística

Fecha

2010-10

Título de la revista

ISSN de la revista

Título del volumen

Editor

Universidad Nacional de Rosario. Facultad de Humanidades y Artes. Escuela de Música

Resumen

Es una característica común a toda improvisación el hecho de que las decisiones creativas de los intérpretes son tomadas en tiempo real (Kenny y Gellrich 2002). De acuerdo a esta afirmación existen dos rasgos esenciales que diferencian a la improvisación de otras prácticas musicales: (i) la creación en la inmediatez del tiempo y (ii) la simultaneidad entre creación e interpretación. Tal como la composición, la improvisación es una creación, una producción de música novedosa; sin embargo la improvisación es, a diferencia de la composición, simultáneamente creación y performance. Por otra parte se ha considerado a la improvisación como un modo de conocimiento musical (Stubley 1992) que pone en juego habilidades de ejecución, audición y composición de manera inmediata y espontánea. Si bien esta afirmación es cierta, la improvisación involucra además el desarrollo de ciertas habilidades específicas, relativas a su naturaleza como un modo de conocimiento musical diferente al que interviene en la interpretación en el instrumento de obras escritas en una partitura o al que guía la creación de nuevas obras por medio de la composición. Para crear un discurso musical improvisado el músico debe tener habilidades tales como: crear un motivo o frase melódica y ejecutarla en tiempo real, conocer y controlar estructuras métricas y armónicas sobre las que improvisará, elaborar una idea melódica mediante procedimientos de variación y desarrollo en tiempo real, controlar la transposición y otros procedimientos en la inmediatez de la ejecución, utilizar creativamente la retroalimentación auditiva al mismo tiempo que continua improvisando e interactúa con los restantes músicos, y tantas otras. Todas estas condiciones hacen que la improvisación no sea posible sin un proceso previo al que hemos llamado preparación para la improvisación (Pérez 2010). Nos referiremos con preparación para la improvisación al proceso donde el sujeto internaliza una base de conocimiento (Pressing 1988) que involucra materiales musicales, sub-habilidades específicas, estrategias perceptivas, esquemas de memoria y programas motores que hacen posible el proceso improvisatorio en tiempo real. Aunque la improvisación es, en mayor o menor medida, un aspecto inherente a cualquier género musical, en este trabajo se va a entender al jazz como un paradigma de la improvisación en música. Algunos autores han considerado al jazz como una lengua franca (Fischerman 2005) es decir como un paradigma musical del siglo XX. Al igual que el rock/pop y la música académica occidental, el jazz se convierte en un género de referencia, sobre todo para quien indaga y busca renovar los lenguajes relacionados con la música de tradición popular. La improvisación en el jazz indaga en las distintas posibilidades del hacer musical improvisado, muchas veces en diálogo con otros géneros, ofreciendo un muestrario de los diversos casos posibles de improvisación.

Descripción

Actas de la I Jornadas de Música de la Escuela de Música de la U.N.R. Práctica Musical, Docencia e Investigación "Música en Contexto". Rosario, 14 y 15 de octubre, 2010.

Palabras clave

Improvisación, Jazz, Preparación

Citación