Relaciones laborales transitorias en las industrias manufactureras Argentinas.

DSpace/Manakin Repository

Show simple item record

dc.creator Pellegrini, José Luis
dc.date.accessioned 2017-08-22T15:31:13Z
dc.date.available 2017-08-22T15:31:13Z
dc.date.issued 2004-11
dc.identifier.issn 1668-5008 es
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/2133/7840
dc.description.abstract En el curso de los debates sobre las reformas de la legislación del trabajo encaradas en diferentes países desde penúltima década del siglo XX se ha admitido generalmente que la flexibilidad laboral es una exigencia impuesta por la necesidad de ajustar la cantidad de tra-bajo a las cambiantes necesidades de las empresas, sometidas a las fluctuaciones de la demanda en mercados abiertos a la competencia internacional, y confrontadas con la apari-ción de nuevos bienes y procesos productivos, con la consecuente declinación de otros en un marco de cambio tecnológico acelerado. Para muchos economistas, tanto como para gobiernos y organismos internacionales, la flexibilización del mercado de trabajo se ha con-vertido en un criterio para evaluar el éxito de las políticas de empleo . Lagos (1994) distinguió cuatro formas de flexibilidad del mercado de trabajo, a saber: numérica externa, numérica interna, de costos laborales y funcionales. La flexibilidad numé-rica externa se refiere a la capacidad de las empresas para ajustar cantidad de trabajadores, y la interna a la de modificar la cantidad de horas de trabajo sin cambiar el número de empleados. Durante la década de 1990, en la versión argentina del debate se tendió a iden-tificar el concepto de flexibilidad con la primera de sus variantes, entendida como la posibili-dad del empleador de despedir discrecionalmente a los trabajadores con costos de salida nulos, o al menos, muy bajos. Las medidas que pudieran tomarse en este sentido fueron presentadas por sus partidarios, y en ocasiones aún son, como imprescindibles para mejorar el desempeño general de la economía y hasta para mitigar el desempleo. Las industrias manufactureras, productoras de algunos de los bienes más típicamente comercializables internacionalmente y expuestas a innovaciones casi cotidianas, se encuen-tran en primera fila entre aquellas para las cuales la flexibilidad numérica externa sería una necesidad apremiante, si este argumento se sostiene. Y aún en condiciones como las ac-tuales de la Argentina, en las que una peculiar combinación sobrevaluación cambiaria e in-certidumbre sobre la inserción internacional del país en el futuro inmediato opera como circunstancial protección frente a la amenaza de las importaciones y de cambios mayores en la organización industrial debidas a entradas desde el exterior de nuevos participantes de peso, una elemental prudencia aconsejaría a los empresarios no comprometerse en relacio-nes laborales rígidas en la medida de lo posible. Por cierto, hace tiempo que se han abolido casi por completo las formas de flexibilidad numérica externa introducidas en la legislación nacional mediante las reformas de los no-venta , pero subsiste, como en otros países de América, un amplio grado de flexibilidad la-boral de hecho, que permite tanto a las empresas como al sector público mantener a una proporción considerable de los asalariados que emplean en condiciones de transitoriedad, eludiendo o violando las normas legales que hacen de la contratación por tiempo indetermi-nado la norma general para las relaciones de trabajo. En consecuencia, podría esperarse que las industrias manufactureras hicieran uso de estas “facilidades” al menos con igual intensidad que el resto de la economía, e incluso en mayor medida. No obstante, como se verá, no es lo que indica la evidencia disponible, al menos en la medida en que se considera al sector como un conjunto indiferenciado. Y es posible que ello sea así no sólo porque la flexibilización de hecho puede no ser una posibilidad atractiva para empresas de cierto tamaño y complejidad organizativa (como seguramente lo son las empresas manufactureras responsables de la mayor parte del em-pleo en el sector), por el escaso peso relativo de los costos salariales y por la pérdida del control interno que implica el manejo de contrataciones “en negro”, sino también porque la flexibilidad numérica externa, aún la de origen legal, dista mucho de ser la panacea para los problemas laborales anunciada por muchos de sus partidarios, ya que la inestabilidad de las relaciones contractuales en la materia no siempre sirve al interés de los empleadores. Cier-tamente, no sirve a este interés (ni al de los trabajadores) cuando las peculiaridades de los procesos productivos requieren el desarrollo de habilidades altamente idiosincrásicas, y en consecuencia, la acumulación de capital humano específico de la empresa. Esta inversión requiere tiempo para su materialización, maduración y recupero, tiempo durante el cual los involucrados deben tener alguna seguridad de que los procesos correspondientes no serán interrumpidos por la disolución del vínculo contractual. En un estudio previo (Pellegrini, 2004), en el que se analizó al conjunto de los trabaja-dores asalariados sobre la base de datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) para el cuarto trimestre de 2003, se observó que las relaciones laborales transitorias estaban relacionadas casi exclusivamente con tareas operativas tecnológicamente sencillas y casi seguramente poco específicas en el sentido de Williamson (1989), y que se hallaban altamente concentradas en empresas muy pequeñas. Las ocupaciones transitorias, y en particular las irregulares (en el sentido que se explicitará más adelante), aparecen principal, pero no exclusivamente, en pequeñas empresas muchas de las cuales seguramente se desenvuelven en condiciones de informalidad, en las que la inestabilidad se presenta como una característica del establecimiento productivo tanto como del empleo. es
dc.description.abstract A simple, multidimensional procedure of Exploratory Spatial Data Analysis is proposed and implemented in order to empirically locate large, relatively poor zones in urban areas. This paper uses a multivariate local version of the Geary coefficient recently published in the literature, combined with a univariate LISA analysis, in order to detect spatial conglomerates whose intersection allows to classify certain zones as poor. This procedure is applied to census data of the city of Rosario, Argentina, being able to identify broad areas which may be described as the poorest in the city.
dc.format application/pdf
dc.language.iso spa es
dc.rights openAccess es
dc.rights.uri http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.5/ar/ *
dc.subject industrias manufactureras es
dc.subject relaciones laborales es
dc.subject costos laborales funcionales es
dc.subject Poverty
dc.subject Place Poverty
dc.subject Exploratory Spatial Data Analysis (ESDA)
dc.title Relaciones laborales transitorias en las industrias manufactureras Argentinas. es
dc.type conferenceObject
dc.type documento de conferencia
dc.type acceptedVersion
dc.rights.holder Facultad de Ciencias Económicas y Estadística - Universidad Nacional de Rosario - Argentina es
dc.relation.publisherversion https://www.fcecon.unr.edu.ar/web-nueva/investigacion/actas-de-las-jornadas-anuales es
dc.rights.text Atribución – No Comercial – Compartir Igual (by-nc-sa) es
dc.citation.title Novenas Jornadas "Investigaciones en la Facultad" de Ciencias Económicas y Estadística" de la Universidad Nacional de Rosario es
dc.contributor.organizer Secretaría de Ciencia y Tecnología. Facultad de Ciencias Económicas y Estadística. Universidad Nacional de Rosario es
dc.description.fil Fil: Pellegrini, José Luis. Facultad de Ciencias Económicas y Estadística - Universidad Nacional de Rosario - Argentina es
dc.type.collection comunicaciones
dc.type.version acceptedVersion es


Files in this item

The following license files are associated with this item:

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

openAccess Except where otherwise noted, this item's license is described as openAccess

My Account


Search DSpace


Browse

Statistics